Rutas

Marzo y abril son unos meses perfectos para visitar las comarcas Bajo Aragón – Matarranya. La Semana Santa se vive con intensidad en esta tierra y el redoble de tambores une a familias enteras entorno a una arraigada tradición. Y es en estos meses, también, cuando el olivar comienza a despertar de su letargo invernal. Sus yemas se abren poco a poco y crecen formando racimos.

Un mes más tarde, en torno a mayo, aparecen las primeras flores en los olivos. Flores de pétalos blancos y centros amarillos que seguro que a los más pequeños de la casa les recuerda a las palomitas de maíz. En esta tierra, se dice que cuando el olivo está lleno de flores,  «hay cadillo», y por tanto, se prevé buena cosecha para final de año.

Durante los meses de verano, las calles del Bajo Aragón – Matarranya se llenan de alegría, de niños corriendo despreocupados en las plazas y de abuelos que disfrutan de la fresca por la noche. En esta época,  el fruto del olivo se encuentra en pleno proceso de engorde. Cuando éste haya alcanzado el tamaño definitivo comenzará a oscurecerse, logrando el peso y el color definitivo, proceso que continuará en pleno otoño. 

Y llegamos a finales de noviembre – principios de diciembre, momento ansiado para la recogida de oliva en nuestra tierra. Recogida que se lleva a cabo de forma minuciosa para, posteriormente, llevar las olivas a las almazaras, donde realmente empieza la magia convirtiendo en fruto en Aceite de Oliva Virgen Extra del Bajo Aragón. 

Como podrás observar, cualquier fecha es buena para hacer una escapada a nuestra tierra, conocer nuestra afamada gastronomía, descubrir nuestras costumbres más sorprendente y visitar nuestros campos que reflejan la tranquilidad, el sosiego y el ritmo de vida que marca el mundo rural. Y para ello, aquí te dejamos 12 propuestas, 12 oleorutas para conocer y disfrutar de nuestros olivares y de nuestro prestigioso Aceite de Oliva Virgen Extra Bajo Aragón.

¡Pincha en la imagen de cada una de ellas y encuentra toda la información que necesitas!